UNA NOCHE COMO TANTAS

Una noche como tantas,

acurrucado bajo las mantas,

después de muchas hora de trabajo

ganándome el pan a destajo.

—–

Benditas leyes laborales

que para todos no son iguales.

La única ley del emigrante…

es mirar siempre adelante.

—–

Lejos quedan familia y amigos,

aunque siempre están conmigo.

Incierto es mi el futuro,

lejos de casa y oscuro.


ROBERTO GONZALEZ


horreo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: