INOCENCIA

Ahora que tanto se estila el de hacer unas grandes fiestas navideñas llenas de comida, turrones, buen vino y hasta alguna que otra botellita de cava, cuesta mucho pensar en aquellos años en que los niños del pueblo no teníamos tanto interés por todos estos días, por la simple razón de que lo único que teníamos seguro era unos días de intenso frío y de noches junto al brasero calemtándonos las manos llenas de sabañones.

Hoy gracias a Dios todo aquello quedó olvidado, porque lo malo se olvida pronto, y aquellos tiempos de miseria y privaciones parece que nunca pasó por la aldea.

Recuerdo una vez que en plena noche de reyes me pareció escuchar que entraban por la ventana, del miedo y los nervios solo atiné a meterme bajo las mantas lo más acurrucado que pude. Pero lo mejor fue cuando al despertarme muy temprano por la mañana corrí a ver si me habían dejado todo lo que les había pedido y me encontré con unos calcetines y un montón carbón. ¡Que desilusión señor! En aquellos momentos solamente me dio por llorar, no solo por la impotencia si no también porque no había ningún juguete y demasiado carbón. Porque yo siempre pensé que era un buen niño.

Hoy me doy cuenta de que aquellos calcetines hechos por la tía Dosinda con todo el cariño del mundo era precisamente lo que más falta me hacía en aquellos momentos de intenso frío.

Ojalá los niños nunca pierdan la inocencia, esa palabra que parece ya olvidada por esta nueva sociedad tecnológica que nos domina a diario hasta cuando estamos a solas.

Un saludo para todos y espero no haberles molestado con mi historia.

(Este relato tambien fue publicaco en el blog de EIRADELA)

La inocencia es tan necesaria en la vida de los niños como la luna en el cielo, que aunque nos parezca pequeña es siempre inprescindible.

La inocencia es tan necesaria en la vida de los niños como la luna en el cielo, que aunque nos parezca pequeña es siempre inprescindible.

Anuncios

2 Responses to INOCENCIA

  1. Museo de la Emigracin Gallega en la Argentina dice:

    Que el mundo haya cambiado no significa que esté bien. La inocencia es la riqueza del espíritu.

  2. Edelmira Fonseca dice:

    Hola ,me encanto la historia,ojala nunca se pierda la inocencia,felicitaciones!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: