PLANIFICANDO EL REGRESO

Las personas que han tenido que pasar lejos de su tierra muchos años, por razones diversas, siempre acaban queriendo al lugar de asentamiento como si de su patria se tratase.

Luego cuando pasados los años se regresa a la patria siempre lleva consigo, además de la ilusión del regreso, una cierta tristeza por alejarse del lugar que tan buena acogida había dado.

Cuando uno se va, se lleva consigo, amigos, lugares, momentos irrepetibles que nunca dejarán de acompañarle en el resto de la vida. Todos somos parte del entorno y este a su vez lo es también de nosotros. Es por eso que siempre se añora todo aquello que atrás se deja y más aún cuando lo que se deja en una gran parte de la vida.

Pero un buen día se decide hacer una visita turística a esa tierra que tanto recordamos y que sentimos como nuestra. Los sentimientos son quizás los mismos de cuando regresamos a la patria, porque el viaje es también a una patria querida y de la que cada día se recuerda algo.

Volver, regresar a aquellos lugares es un auto de fe, es una ilusión contenida y una válvula de escape a los sentimientos guardados muy dentro.

Hoy me toca a mi planificar aquel regreso tan deseado y me muero de ganas de pisar aquellas calles, visitar a familiares y amigos, llenarme los pulmones de esa atmósfera que tantas veces respiré.

Los días se me harán largos, los recuerdos florecerán y las lágrimas empaparán mis ojos cuando vuelva a pisar el suelo de mi querido Montevideo.

El Montevideo de hoy

El Montevideo de hoy

Una respuesta a PLANIFICANDO EL REGRESO

  1. BENVIDO A MONTE-VIDE-EU

    Todos los que nos hemos enterado de tu visita nos hemos quedado muy contentos, y ya estamos apurando el tiempo para que llegue pronto la fecha de vuestra llegada. Monte-vide-eu como dijo el marinero portugués que venía en la expedición de Magallanes, al ver el cerro de Montevideo, y que luego se transformo en Montevideo, los está esperando. Aunque es dable señalar que el querido Cerro de nuestra ciudad, no será lo primero que verás cuando llegues, pues vendrás por avión y no por mar como el marinero portugués.
    Comprendo bien los sentimientos encontrados que nos atrapan, al volver a un lugar tan entrañable donde uno paso muchos años de su vida. Todo aquel que ha sido emigrante, le ocurren cosas parecidas. El amor por la tierra donde uno nació siempre está presente, pero al mismo tiempo, la tierra de acogida también se transforma en una segunda patria, o en un segundo corazón, al que siempre se lleva grabado en la mente y al que siempre se quiere volver.
    Un abrazo y hasta muy pronto.
    Rodolfo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: