HOMBRES INQUIETOS

POCAS COSAS SE PUEDEN DECIR YA DE LOS EMIGRANTES GALLEGOS QUE NO SE HAYAN DICHO ANTERIORMENTE, PERO AL ANALIZAR LOS DIFERENTES CASOS DE GENTE QUE DEBIO SALIR DE SU TIERRA A GANARSE LA VIDA EN OTROS LUGARES SEGURAMENTE NOS ENCONTRAREMOS CON UNA GRAN DIFERENCIA ENTRE ELLAS.

 

 

 

Así es que cuando analizamos detenidamente a esos héroes, porque eso precisamente es lo que fueron, que sin dinero y sin oficio se lanzaron a la conquista de una nueva vida, siempre incierta, que les permitiera mejorar su estatus económico y así a su vez el de toda la familia, nos encontramos con las personas mas variopintas y con sus historias particulares y muchas veces solitarias.

Entre ellos había un grupo de “inquietos”, por así llamarles, que nunca tenían empleo fijo y eran, como se dice vulgarmente, de culo de mal asiento. No por eso dejaban de ser trabajadores y siempre trataban de progresar en la vida, pero su personalidad les hacía poco estables laboral y emocionalmente.

En ocasiones pude entablar conversación con alguno de ellos y después de romper una primera frialdad en la conversación y de “presentarnos” como paisanos supe que realmente eran personas que no deseaban, querían o podían integrarse a su nuevo lugar de residencia.

Uno de ellos me dijo textualmente: “Mira paisano, yo trabajo todo lo que puedo, como y vivo lo mejor posible y si no me gusta un trabajo me voy para otro. Además este no es el único lugar del mundo”. Y luego en voz un poco mas alta dijo: “Y si no me va bien aquí me voy para otro sitio y cuento acabado, que pan nunca me va a faltar”.

Este hombre trabajó en una fábrica de mi barrio unos cuentos meses y después nunca mas lo vi. Muchas veces pienso que habrá sido de el, si simplemente cambió de trabajo o si tal como aquella vez dijo hizo las maletas y se marchó a otro sitio u otro país.

A veces hablando con gente que tal como yo vivimos en la emigración durante años sacamos el tema de estos “hombres inquietos” y casi todos conocimos alguno que tenía esta forma de pensar y que la distancia y el tiempo dejaron en el recuerdo.

emigracion 69

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: