“DEL BARALLETE AL LUNFARDO”

Como tantos otros niños gallegos yo nací en una ladea de plena momtaña ourensana, en mi caso particular en Eiradela, a unos 15 kilómetros de la capital y en plena cuna de los afiladores, en el ayuntamiento de Nogueira de Ramuin.

Nieto e hijo de afiladores en mi casa se mezclava de forma contínua el gallego, el castellano y el barallete. Así que todos los niños de la aldea hablábamos indistintamente en cualquiera de los idiomas o los mezclávamos a gusto y placer de los juegos en que estábamos metidos.

Por supuesto que en la escuela solamente se hablaba el castellano, pues al que se le escapara una sola palabra en gallego o en barallete sabía que recibiría unos cuantos golpes como recompensa.

Y así fue como el “barallete” formó parte de mi vida, hablándolo de vez en cuando y escuchándolo a los afiladores del pueblo cuando entre ellos comentaban sus cosas en “la lengua del gremio” para que el entendimiento de los demás se dificultara.

El baile gallego era el alma de las fiestas del pueblos y aldeas

Así es que de esos nueve años que hice mi vida como niño de aldea recuerde sobre todas las cosas la dureza del trabajo en casa y los días de fiesta. Días en que las gentes se salían de lo cotidiano y se engalanaban con sus mejores ropas para luego bailar al son de las gaitas o de alguna orquestilla de cuatro integrantes, los bailes de siempre de nuestra tierra.

De la misma forma que en mi mente quedó grabado el barallete también quedaron en mis oídos las notas musicales de las fiestas. Y sobre todo el sonido del acordeon que fue para mi una novedad absoluta por entonces.

Al llegar el año 1963 todo en casa fue distinto, mi padre había podido reclamarnos a mi madre y a mi y todo era nerviosismo y desesperación por lo incierto de un viaje que nos llevaría al otro lado del mundo.

Así que en abril de ese año llegamos al puerto de Montevideo en el transatlántico Cabo San Vicente y desde entonces y durante los próximos veintiún años esa sería mi nueva tierra y a ella debí adaptarme y sentirme en todo momento uno mas.

Allí conocí otro idioma castellano al que llamaban “español” y que dentro de todas las palabras ya conocidas había tambien muchas otras de origen francés, inglés, italiano y de otro idioma propio de la zona que se llamaba “lunfardo”.

El lunfardo es una gerga propia de las ciudades de Montevideo y Buenos Aires, un idioma que se empezó hablando en las zonas marginales o “bajos”, en donde convivían todo un enjambre de gentes de distintas nacionalidades,  profesiones, culturas y fornas de vida.

Era el idioma de tos “tugurios tangueros”, de los “malevos y las percantas”, de todos los bajos fondos y de los delincuentes habituales, pero que poco a poco todos los habitantes de las dos ciudades lograron entender y fueron acoplando a su “español” del día a día.

Con el pasar de los años yo también logré entender el lunfardo y hacerme con el momento esacto de su uso. Porque al igual que con el barallete existen momentos en que es de obligada utilización, hay situaciones o momentos de la vida que solamente tienes una esacta definición en lunfardo o en barallete. No importa que quieras describirla en otro idioma, nunca será lo adecuado para ellas.

El tango, el exponente mas significativo de la cultura rioplatense.

Al igual que me pasaba en la aldea con los bailes gallegos, me pasó en Montevideo con el tango. Sin llegar a ser folklore, el tango y la milonga son formas de arte ciudadanas, son vida y  sentimiento, Los lamentos del bandoneon dejan siempre huella en los corazones y es todo un  espectáculo ver bailar el tango, por su belleza y pasión.

Así fue como pasé del “barallete al lunfardo”, y sin menospreciar a ninguno de los dos, porque forman parte de mi vida, me sienento un privilegiado al sentirme parte de esas dos culturas de tan lejanos lugares del mundo, como son “la de los afiladores y la de los malevos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: